lunes, 24 de julio de 2017

Conociendo Biomed.





Si me seguís por redes Sociales ya sabréis que hace unos meses recibí un paquete de una nueva marca de cosmética alemana llamada Biomed. En él incluían varios productos de sus distintas líneas, y hoy os quiero hablar un poco sobre la marca y sobre dos de sus productos que me han llamado la atención. Empezamos.

Biomed es una marca muy joven de cosmética orgánica y médica que se esfuerza por proporcionarnos productos naturales y orgánicos de la más alta calidad con los mejores ingredientes activos. No contienen parabenos, derivados de petróleo, fenoxietanol, sulfatos y sus productos no son testados en animales. Sus ingredientes son entre un 96 y 99% naturales y orgánicos y se fabrican siguiendo las normas Ecocert.





Uno de los productos que más he estado utilizando es su "Limpiador 5 en 1", dirigido a la limpieza de ojos y rostro en general y apto para piel sensible. Es un limpiador en crema con un 99,7% de ingredientes de origen natural entre los que destacan:
  • Aloe vera: hidratante, regenerante y  estimulador de colágeno y elastina.
  • Aceite de aguacate: contiene un 85% de ácidos grasos no saturado, vitaminas A y E y protege frente a las irritaciones y la deshidratación.
  • Raíz de regaliz: previene las irritaciones y las inflamaciones aparte de tener propiedades calmantes y desintoxicantes.
Yo lo utilizo como segundo paso en mi rutina de limpieza, es decir, primero retiro el maquillaje con el producto que esté utilizando en ese momento: aceite, agua micelar, guante GLOV, etc y después aplico este limpiador.

Tiene una textura muy rica y densa, por lo que os gustará si soléis usar leches limpiadoras y este tipo de bálsamos, y se extiende con facilidad. A pesar de que entre sus ingredientes sí que contiene perfume, yo apenas lo percibo y lo poco que percibo se desvanece con facilidad, sin resultar pesado.

Lo aplico con las manos sobre la piel seca, masajeo y retiro con una muselina húmeda, dejando la piel con una sensación de limpieza muy agradable. Debido a los ingredientes hidratantes que contiene no deja la piel tirante ni con necesidad de aplicarte un tónico rápidamente, sino que la deja suave y flexible. La estoy usando a diario para como os digo, limpiar la piel de la cara en un segundo paso de limpieza, y a pesar de que está indicado para desmaquillar los ojos, yo no los desmaquillo con este producto sino que lo hago con un producto específico tras el primer paso de mi rutina de noche. Perfecto para pieles de normales a secas o mixtas como la mía que no presenten demasiadas complicaciones.



Otro de los productos de Biomed que estoy utilizando a diario es su crema: "Forget your Age". Es una crema de anti arrugas que yo aplico por la noche y que cuenta con una textura muy especial, parece muy densa a primera vista, pero una vez aplicada sobre la piel tiene textura como de gel y se extiende con facilidad dejando una sensación muy ligera en la piel. Contiene un 98,9% de ingredientes de origen vegetal entre los que destacan:
  • Manteca de karité: conocida por sus propiedades hidratantes, protege de la deshidratación y es rica en ácidos grasos, vitaminas E y A, alantoína y phytoesteroles, para soportar la estructura de las células, calmar y suavizar la piel.
  • Aceite de argán, aloe vera y manteca de karité para hidratar, suavizar arrugar y regenerar.
  • Phycojuvenine: es un extracto de algas marrones laminaria digital, rica en vitaminas A, B, C. D y E y que estimula la síntesis de colágeno.
Como os digo, es perfecta para verano pues su textura es muy suave y no deja la piel con sensación pesada o grasienta. Apenas percibo su perfume, cosa que yo aprecio en una crema diaria y tras su uso noto la piel más suave e hidratada. Si tenéis la piel deshidratada en este momento o en general, esta crema puede ayudaros. Pieles de mixta sin complicaciones, normal o seca, ¡echadle un vistazo!

¿Conocíais la marca Biomed Organics? ¿Qué os han parecido estos productos?




domingo, 16 de julio de 2017

Mis básicos en el embarazo: cuerpo.






¡Octavo mes de embarazo! Parece mentira lo rápido que se me han pasado estos dos trimestres, aunque este último mes con tanto calor se me está haciendo bastante pesado, es lo que tienen los embarazos veraniegos. Hoy os traigo una selección de los productos que estoy usando durante estos meses, con algunos repito pues me fueron genial durante el embarazo de carmen, y otros son descubrimientos que me han funcionado genial. Octavo mes y sin estrías, perfecto.

Por eso si conocéis alguna futura mamá que no tenga muy claro qué productos pueden ser útiles en su nueva rutina corporal, aquí podéis encontrar ideas para regalar o simplemente para aconsejar. Yo he tratado de usar productos naturales, que contengan el menor número de químicos posible y que a la vez sean agradables a los sentidos, sobre todo al olfato, es una opción a la que cada vez más mamás acudimos, espero que os sirva.





1. Aceites de ducha.
En mi anterior embarazo descubrí este tipo de productos que aportan un extra de hidratación a nuestra ducha normal, lo cual es tan importante para una piel que se va a estirar hasta límites increíbles durante estos meses. Mis favoritos son el aceite de ducha de almendras de L´Occitane, con un olor y una textura increíbles, y el aceite de ducha de la línea Atoderm de Bioderma, indicado para pieles secas y sensibles y ultra hidratante. Los aplico con la mano directamente sobre la piel como cualquier gel y aclaro. Súper prácticos.



2- Aceites corporales tras la ducha.
Este tipo de aceites son un básico que llevo usando desde que los descubrí también en mi primer embarazo y no he dejado de usarlos durante estos años. Se aplican tras la ducha, con la piel aún húmeda y después secamos al piel con la toalla como siempre. Habitualmente no me aplico nada más, pero durante el embarazo continúo con más productos nutritivos e hidratantes. Mis aceites favoritos son el Heavenly body oil de Antipodes, que es un aceite muy lujoso que hidrata la piel en profundidad y tiene un ligero perfume herbal, de mis favoritos. Otra opción que me gusta mucho y que suelo utilizar, pero bastante más barata y asequible es el aceite de almendras dulces que compro en  webs como Vitacost: no tiene apenas perfume y es cierto que sensorialmente no es tan agradable, pero cumple su función hidratante y nutritiva a la perfección y es muy barato, unos 8 €. En ESTE post os digo como comprar en Vitacost y conseguir un descuento en vuestra primera compra, por si os decidís.






 3- Mantecas para el abdomen.
Imprescindibles durante estos meses, es un paso que no me salto nunca, aunque apenas tenga tiempo. Tras la ducha y el aceite, me gusta embadurnarme la tripa con este tipo de mantecas. Hasta ahora mi favorita era Mama Bee de Burt's Bees, muy agradable de utilizar y efectiva, pero ahora he descubierto esta maravilla de manteca orgánica de Karité de la marca Ekovista y ha pasado a ser mi manteca favorita de todos los tiempos. Un básico a buen precio.




4- Desodorantes.
Durante esta época sigo utilizando el mismo tipo de desodorante: sin sales de aluminio, sin demasiado perfume, sin alcohol y que no abandonen. En esta búsqueda hay dos que me han convencido y uso habitualmente. Mi favorito es el de soapWalla, pero contiene aceites esenciales, por lo que otra opción con un formato más convencional es el roll-on de Lavera, a mí me gusta este de naranja y espino que aunque es cierto que huele a cítricos, no deja un perfume demasiado fuerte que interfiera a lo largo del día, y cumple su función de neutralizar el olor bastante bien.





5- Otros.
Los productos que os he explicado hasta ahora son los básicos de mi rutina y que no me salto nunca, pero aparte de estos, hay otros dos que me gusta añadir para complementar el cuidado corporal en estos meses. Cuando tras el aceite hidratante y la manteca para la barriguita noto que mi cuerpo necesita más hidratación, suelo acudir a cremas hidratantes, y una de mis favoritas es la Manteca Corporal hidro nutritiva de Esdor, marca de cosmética natural española que fabrica una manteca muy suave y fundente. La aplico como siempre, extendiéndola por todo el cuerpo e insistiendo en las zonas más secas. Se absorbe con facilidad y no deja residuo y tienen un olor delicioso. Otro producto que quiero incluir en esta entrada es el aceite para el pecho Baume de Diane de Douces Angevines, que yo lo utilicé tras el nacimiento de Carmen, y es perfecto para recuperar la firmeza de éste después de pérdidas de peso o cambios de tamaño por el embarazo y la lactancia, por ejemplo.

Y estos son todos los cuidados que suelo darme habitualmente durante estos meses, he querido ofreceros dos posibilidades de cada producto para que elijáis la que más os convence, y si hay algún otro producto que os haya funcionado y queráis compartir, ¡adelante!






lunes, 10 de julio de 2017

Glov. El guante que desmaquilla con agua.




¡Hola a todos!

Hoy os quiero hablar de unos de los últimos productos no-cosméticos que ha entrado en mi rutina de limpieza diaria. Se trata de un guante desmaquillador de microfibra que promete eliminar el maquillaje diario sin usar ningún otro producto que no sea agua. Interesante, ¿Verdad? ¿Y cómo puede ser posible que solo con microfibras desmaquille o limpie nuestra piel? Vamos a verlo.

El guante está formado por microfibras antibacterianas que son 100 veces más delgadas que un cabello humano, lo que hace que las partículas de maquillaje y la suciedad queden adheridos a dichas microfibras eliminándolas así de nuestra piel. Por otra parte, a la vez que eliminamos el maquillaje realizamos una ligera exfoliación y masajeamos nuestra piel, mejorando así la circulación de ésta y el tono en general.

La idea de la hidrolimpieza o limpieza con agua utilizada en este guante partió de una joven compañía, Phenicoptere, formada por dos mujeres jóvenes amantes como nosotras del maquillaje y la cosmética, y el guante definitivo surgió como resultado de muchas pruebas con distintos tipos de microfibras.

Sé que a estas alturas de la entrada estaréis un poco escépticas, así que os contaré como lo he utilizado yo y sus resultados en mi piel. Veréis, cuando se utiliza el guante sólo hay que humedecerlo con agua templada y a continuación pasarlo sobre la cara para retirar el maquillaje. Y desmaquilla. De verdad que lo hace. Con uno de los lados retiro el maquillaje de ojos y con el otro lado del guante el maquillaje de la cara, a continuación aclaramos con agua y seguimos con nuestra rutina.

Es cierto que para retirar el maquillaje de ojos waterproof necesitamos ayuda, pero para el maquillaje normal, no demasiado cargado es perfecto. Yo lo utilizo como primer paso de limpieza en mi rutina de noche habitual sin utilizar ningún producto en este paso (no es necesario un gel o desmaquillador o lo que utilicéis en el guante, esa es la diferencia entre el guante y una muselina normal), o como único paso de limpieza en mi rutina de mañana. Sus microfibras son increíblemente suaves y delicadas, por lo que limpiarnos la cara con él es muy agradable, nada agresivo y si tenéis la piel sensible, lo necesitáis.



Las microfibras  muy suaves de este guante hacen que la limpieza diaria sea muy agradable.






















Una vez acabamos de usarlo, lo lavamos con jabón y agua templada y los restos de maquillaje y suciedad adheridos salen con facilidad. A continuación escurrimos y lo dejamos secar y por la mañana está listo para volver a utilizarlo. Su duración es de unos 3 meses aproximadamente y a mí me ha resultado toda una sorpresa, me ha encantado, francamente.

Es perfecto para cuando salimos de viaje y no queremos llevar demasiados productos, para utilizar solo por la mañana, para completar la limpieza de la noche y para todo tipo de pieles, incluso las más sensibles. Como os decía, un producto que ha llegado a mi rutina para quedarse. Lo podéis conseguir por 14,90€ en la web de Branch and Root, y en mi opinión merece la pena cada uno de los euros que cuesta. 

¿Conocíais este guante desmaquillador? ¿Soléis utilizar muselinas o algo parecido en vuestra rutina de limpieza?







*(Los productos mencionados me los han enviado las marcas/ agencias para emitir mi opinión sobre ellos libremente, como siempre)

lunes, 3 de julio de 2017

Top 3 correctores económicos favoritos.





Hasta hace un año aproximadamente le era fiel a mi corrector de toda la vida, el antiojeras de Lancome, pero tras probar otras opciones que también me gustaron bastante, como el corrector de ojeras de Urban Decay, y tras leer varios posts sobre otros correctores low-cost que también prometían funcionar muy bien, tengo que deciros que son estos últimos los que utilizo  a diario y con los que más contenta estoy.

He probado muchos de ellos, y algunos han pasado sin pena ni gloria por mi neceser, dando paso a estos tres que hoy os enseño, mis tres correctores "Low-Cost" favoritos. Vamos a ello.

1. El imbatible. Maybelline el borrador.

Estoy rendida ante este corrector, no sé la cantidad de botes que he usado ya, me encanta y además se lo he recomendado a mis amigas, que también lo adoran ahora tanto como yo.

Es un corrector cremoso, con una cobertura buena y un acabado natural, suave e hidratante, contiene extracto de Bayas de Goyi y  Haloxyl para proporcionar hidratación, se asienta rápidamente por lo que hay que trabajarlo rápidamente, a mi me gusta hacerlo con el dedo, ya que con la esponja que incluye no me gusta demasiado. Es el único punto negativo de este corrector, su aplicador en forma de esponja, que no es lo más higiénico ni práctico, pero como es para uso personal, ya lo tengo asumido.

Mi tono es el 21 light, tiene un ligero subtono anaranjado que ilumina la ojera dejando un acabado natural nada pesado y se asienta muy bien sin meterse en las lineas de debajo del ojo. Yo lo utilizo exclusivamente para la zona de la ojera, no como corrector de rostro y me funciona tan bien que ha desbancado a otros muchos productos más caros que solía utilizar antes de conocerle. por unos 8€, merece la pena probarlo, y ya me diréis.




2. El recién llegado. Bourjois Healthy Mix.

Una de las veces que fui a reponer el corrector de Maybelline, no lo encontré en mi tono habitual, así es que probé a buscar alternativas y me topé con el corrector anti-fatiga de Bourjois, y qué os voy a decir, me ha gustado tanto como su antecesor.

Es un corrector hidratante que contiene vitaminas C y E para iluminar el área, una muy alta pigmentación (la mayor de los tres que os presento hoy), y cobertura ligera-media. Es muy ligero y suave,  se difumina muy bien y lo más importante para mí, no me marca las arrugas de expresión ni hace pliegues, eso sí, hay que sellarlo con polvos nada más aplicarlo.

Tiene un aplicador tipo gloss, y tras aplicarlo a mí me gusta asentarlo sobre la ojera con el dedo, a pequeños toques hasta que consigo la cobertura que necesito en la zona de la ojera, donde yo lo aplico exclusivamente. Es el que tiene un subtono más amarillo y el más claro de los tres. Ha llegado para quedarse, y si queréis que se quede con vosotros también, por unos 9/10€ lo encontrais en la mayoría de las tiendas.


3. El corrector. Catrice Liquid Camouflage.

Sé que muchas de vosotras adoráis este corrector, recuerdo que mi amiga Marina del blog Pink Fuid es super fan de estes corrector, pero la verdad es que a mí me ha costado bastante pillarle el truco.

Veréis, este corrector se presenta como el anterior en un formato tipo "gloss", y lo primero que llamó mi atención fue su alta cobertura, es muy cremoso, sin embargo se integra y difumina sin problemas, ofreciendo una cobertura media/alta, sin duda, el que más cobertura de los tres tiene.

Mi problema es que yo siempre que lo he aplicado en la zona de la ojera, aún sellándolo con polvos, en un par de horas se me quedaba en las líneas de expresión y se cuarteaba como si no hubiera un mañana. Pero, amiguitos, he descubierto que es una pasada lo bien que funciona para cubrir imperfecciones de la piel, granitos, manchas de pigmentación, etc.

Lo aplico tras la base en las zonas que requieran un poco más de cobertura, sello, ¡y a correr! un corrector con una buena duración y cobertura y a muy buen precio, unos 4 €. ¡Anotadlo!

¿Cuáles son vuestros correctores low-cost favoritos? ¿Compartimos alguno? 



Design by Winter Studio © 2015.